Datos para recordar en esta entrada:

  • La sangre circula en flujo laminar. Los elementos sólidos pasan por el centro y los líquidos por la periferia, evitando cualquier contacto entre elementos y la pared endotelial.
  • Los tejidos poseen en sus membranas fosfolípidos que desencadenan reacciones bioquímicas, a través en enzimas catalíticas y otras proteínas, el proceso denominado “coagulación“.
  • Generalmente una injuria externa resulta en el contacto de la sangre, al salir por la “herida”, con los tejidos. Este contacto de las proteínas sanguíneas y el el “factor tisular” y otros así llamados “factores”, como el Von Willebrand, activan la primera parte de la coagulación.
  • El principio: Tapar el agujero, es decir, crear un coágulo tapón hecho de plaquetas para detener el sangrado. Para esto debe existir primero una activación de las plaquetas que hasta entonces están “dormidas”.
  • Lo siguiente será volver aquella bola de plaquetas en una estructura fuerte y fibrosa (De ahí los nombres “trombina” y “fibrina”), para luego finalmente resuelta la injuria, deshacerse en elementos del plasma otra vez (De ahí el nombre “plasmina” durante la “fibrino-lisis”). Esto será revisado en la próxima entrada.

Ahora repasemos el flujo laminar y la activación plaquetar:

IMG_2622
Flujo laminar normal interrumpido por una injuria externa. La turbulencia y el sangrado producen el contacto de los factores tisulares (fosfolípidos) con los elementos proteicos y enzimáticos sanguíneos.
IMG_2625
El contacto de los factores tisulares, fosfolípidos celulares endoteliales y de otros tejidos, con los facotres proteicos y enzimáticos, en principio, activan a las plaquetas para se vuelvan adherentes y activen, mientras de pegan, otras plaquetas. Así empieza la formación del coágulo tapón.
IMG_2624
Feedback positivo: La activación plaquetar genera adherencia de las mismas, mientras a la vez se van activando más y más. Es pues, un círculo vicioso que se continúa luego con la estabilización del coágulo.

Espero estos pequeños esquemas les sean útiles. No olvides darle like, visitarnos en facebook y twitter, y contarles a tus amigos del blog y las otras páginas. Déjame un comentario que importa muchísimo lo que tengas que decir!

Agradecimiento especial a los maestros de la hematología en el Hospital General de Requena, la Dra. Ángela Escrivá y el Dr. Francisco Ibañez, por el constante apoyo a los residentes de MFyC y a este bloguero. Sin ellos, esos posts no podrían ser.

Augusto Saldaña M.

Anuncios