Datos a recordar para esta entrada:

-Bacterias en sangre que disparan una reacción inflamatoria sistémica, tan intensa y tan desregulada, que acaba produciendo hipotensión y por ende poca perfusión sanguínea a los tejidos, dañándolos (Daño orgánico sistémico), acaba en lo que conocemos como sepsis.

-Inmediatamente después de reconocido el cuadro, debemos administrar soporte, fluidos y antibióticos.

-Si la hipotensión arterial es resistente a los fluidos, tanto que necesitamos fármacos vasopresores, además de un lactato mayor a 2, podemos hablar se “shock séptico”.

-Como la bomba cardiaca, en principio, funciona, pero los vasos dilatados evitan una correcta distribución de la sangre, se clasifica este shock como “distributivo”.

-Una forma rápida de determinar si nuestro paciente está séptico y además con mal pronóstico es utilizar el score qSOFA: Quick sepsis-related organ failure assessment (Valoración de fallo orgánico por sepsis). Para ellos considerar la hipotensión (TAS<100), la taquipnea (FR>22) y alteración del nivel de consciencia. Con la presencia de más de 2, podemos decir que el paciente séptico tiene ya mal pronóstico.

Septic
SEPSIS – La Chuleta de Osler, todos los derechos reservados.

-Un agradecimiento especial a la Sociedad española de Medicina de Urgencias y Emergencias, SEMES, por la invitación al congreso nacional en Burgos, este junio 2016. Fue el taller sobre sepsis y biomarcadores la ponencia que más disfruté, sobretodo por lo que la actualización significa y el uso diario que le damos en urgencias hospitalarias. Gracias a todos!

Augusto Saldaña Miranda, MD R3 MFyC

Anuncios